¿Crees que la fruta engorda?

Muchos seguimos desinformados creyendo en antiguos mitos que no son ciertos.

engorda_la_fruta_vitalplen
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Una de las afirmaciones con la que más me encuentro todavía en consulta es la de “fruta no como que es azúcar y engorda”. Esto me demuestra que muchos seguimos desinformados y creyendo en antiguos mitos que no son ciertos. Así que vamos a desmantelar estos mitos y a conocer la realidad sobre lo que conlleva el consumo de fruta, basándonos en numerosos estudios científicos que avalan estos argumentos.

Lo primero que debemos tener claro es que un alimento no engorda de forma aislada

Lo primero que debemos tener claro es que un alimento no engorda de forma aislada. Para subir de peso tenemos que ingerir más calorías de las que gastamos. O sea que si no realizamos la actividad física diaria suficiente para gastar las calorías que ingerimos, poco importa el alimento que tomemos o si es saludable o no, cualquier alimento consumido en exceso nos puede hacer engordar.

La fruta tiene baja densidad energética, es decir, mucha cantidad aporta pocas calorías, y tiene elevada densidad nutricional, esto significa que en pocas calorías aporta gran cantidad de micronutrientes (vitaminas y minerales) y fitoquímicos beneficiosos para la salud (antioxidantes, antiinflamatorios, prevención de enfermedades cardiovasculares y de cáncer…)

¿Y por la noche? No hay estudios que demuestren que sea mejor consumir fruta a una hora en concreto. Las calorías son las mismas a las 11 de la mañana que a las 11 de la noche

La fruta es un alimento muy saciante, por lo que ayuda en dietas de control de peso, esto se debe a que contiene gran cantidad de agua y gran cantidad de fibra dietética, que retrasa el vaciado gástrico y regula el apetito. Además, ayuda a la regulación de eliminación de residuos.

¿Es comparable el azúcar de la fruta al azúcar libre que contienen los alimentos ultra procesados?  NO. En primer lugar, porque la fruta suele tener mucha menos azúcar que estos alimentos, y en segundo lugar porque el azúcar de la fruta entera es intrínseco, esto quiere decir que está encerrado en la matriz alimentaria, formando un conjunto con la fibra que retrasa su absorción, por lo que no se absorbe rápidamente en sangre como ocurre con el azúcar libre. De hecho, hay estudios que demuestran que no hay relación entre el consumo de fruta y la diabetes, que esta ayuda frente a la resistencia a la insulina y que reduce el riesgo de sobrepeso y obesidad.

¿Y por la noche? No hay estudios que demuestren que sea mejor consumir fruta a una hora en concreto. Las calorías son las mismas a las 11 de la mañana que a las 11 de la noche, para reducir el peso lo importante es el equilibrio entre todas las calorías que consumimos en el día con las que gastamos.

Hay que tener en cuenta que no ocurre lo mismo con la fruta entera que con los zumos de frutas: al triturar la pulpa de la fruta se libera el azúcar intrínseco y ahora sí, actuará como azúcar libre, eliminando también el efecto saciante.

  En conclusión, debemos tener claro que un alimento no determina la ganancia o pérdida de peso, si no el conjunto de lo que se come. Hemos visto que la fruta, aparte de ser un alimento saludable que nos proporciona nutrientes de calidad, puede ser un aliado a la hora de bajar de peso. La cantidad de fruta que hay que consumir diariamente depende de las necesidades nutricionales de cada persona y hay que consumirla dentro de una alimentación equilibrada, donde se incluyan todos los nutrientes.

Vitalplen en redes sociales

Te recomendamos

Acerca del autor

Deja un comentario

¿Necesitas ayuda de uno de nuestros asesores? Ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos a alcanzar tus objetivos